ACTORES DE REPARTO

En el rincón perdido de las ánimas estamos
Donde las casas viejas de algodón nos cobijamos
Una corneta anuncia que tenemos que seguir de pie
Nos queman los zapatos por correr delante de la ley
Con un regate y centro consiguieron que el problema
Nos importase menos esquivando la condena
Tenemos héroes, plasmas, casa, coche y bicicleta
Y la nevera llena de miserias e hipotecas

Viviendo al limite, donde quizás la cuerda
No aguante el peso y descendamos en picado a fin de cuentas
En su salón de té vestidos de etiqueta
Seguimos solo siendo actores de reparto en cada escena

Falsificando pruebas que confirmen su inocencia
Con los vestidos caros que el dinero le ha dejado comprar
Jugando a ser vecinos ejemplares
Que lloran cuando ven que lo que tienen no les puede amar (bis)
Somos reacciones inconexas ante miligramos de información
Cada cual condena a su manera y ellos se imaginan estrellas del rock
Seremos índices de audiencia en sus pantallas de televisión